Sutil y acertado análisis que realiza Julen Iturbe en su blog y que reproducimos íntegro.

*****

He visto recientemente cómo bastantes personas se sorprendían ante la queja presentada por la asociación Anderebide contra el cartel anunciador de la Euskal Emakumeen Bira de este año 2016. Se trata de una prueba ciclista para mujeres que va ya por su vigésimo novena edición, ahí es nada. El cartel, como podéis observar en la imagen adjunta muestra a la campeona del año pasado en actitud de lanzar un beso. Así de simple. Y así de lógico -hasta cierto punto- que haya quien no entienda por qué esa publicidad es sexista.

EmakumeenBira-300x429Desde mi punto de vista, interpretar esta asunto tiene que tomar una referencia muy sencilla: carteles que anuncien pruebas similares de hombres y antecedentes de ese tipo de publicidad. Lo primero es quizá lo más simple. ¿Alguien ha visto a Alberto Contador, Chris Froome o Vincenzo Nibali anunciar alguna prueba ciclista de renombre con un besito al aire? ¿Alguien entiende la relación del beso con el acto que anuncia? Quizá por esto no hayamos visto nunca algo parecido en el ciclismo profesional de hombres. Aunque ya se sabe que no se anuncia el coche sino si te gusta conducir…

Si acaso cabe preguntarse por la función de la mujer en las pruebas ciclistas donde son hombres quienes pedalean. Lo habitual será verlas en su versión florero, maquilladas para la ocasión y exhibiendo lo que sirve para contratarlas: que estén buenorras. Perdón por la expresión. Pero así nos entendemos mejor. La mujer, si está buenorra, tiene hueco en el circo del homenaje a los campeones. Por cierto, ¿alguien ha visto a tíos buenorros en los actos final de etapa de una carrera ciclista femenina? No parece ser la norma, ¿verdad? De la comparación se deduce el sexismo.

Claro está que al revés se puede dar el caso de que se apunten todo tipo de autoridades para entregar premios a las chicas. Entonces no es el típico buenorro quien luce palmito sino más bien algún político entrado en carnes que ha sabido apuntarse en el momento oportuno.

harelbeke

Imagen: @E3Harelbeke

Ahora vayamos al segundo asunto, el de la publicidad vinculada con este deporte. Puede que tengáis dudas con el cartel de la Euskal Emakumeen Bira, pero, ¿qué os parece este de la Harelbeke? Aquí quizá tengamos menos dudas. Es una prueba para chicos, pero parece que en este caso se les fue la mano. De por medio un acto de Peter Sagan: pellizcó en el culo a una azafata en la edición de 2013, por lo que tuvo que pedir disculpas. Pero parece que los organizadores le hacen la ola: más sexismo a la olla.

Así que, claro, hay precedentes de actitudes sexistas, tanto en el lado de lo habitual en el podio “socialmente aceptado” (buenorras colocadas por la organización) como en el lado de la publicidad “socialmente aceptada” (los organizadores valiéndose del pellizo de Sagan a una azafata para su cartel anunciador). De ahí que el cartel de la Euskal Emakumeen Bira haya que mirarlo desde el lado crítico. No es el cartel, es lo que reproduce y refuerza: el sexismo en el deporte. En este caso, el ciclismo.

——-

P.D. Este post tiene que ver con una conversación surgida en Facebook donde hay muchas personas que no estarán de acuerdo con lo que aquí escribo. Pero para están los argumentos.

Be Sociable, Share!

Una respuesta al post.

Dejar un comentario

Su