¿A quién se dirige una campaña?

El Concello de A Coruña ha presentado la campaña #CoruñaCorresponsable que se inicia con este interesante spot de 30 segundos:

Es un vídeo breve, con una clara intencionalidad desenfadada que consigue algo poco habitual en este ámbito: llamar la atención en 30 segundos. Pero además de estar pensada para su difusión en las redes conlleva un juego de estrategia no virtual:

Se enviarán a los centros de trabajo, centros cívicos y administraciones públicas paneles con la plantilla de un campo de fútbol para que cada persona dibuje su día a día a modo de jugadas en el campo para finalizar el día metiendo un gol

Este es el punto destacable del anuncio, quiere epatar, y para ello elige un código reconocible desde una perspectiva generalista: el fútbol. Tal vez sea una buena manera de construir eslabones para las diferencias. y construir sobre referentes que, guste más o menos, ya se han hecho comunes.

Sin duda entre la afición a (visionar) este deporte habrá gente que asume sus responsabilidades en el ámbito de la convivencia, pero lo cierto es que pocos elementos hay que inspiren tanto a pensar en la división social como el espectáculo futbolístico. Sigue siendo, a día de hoy, un cliché social en su disfrute y el carácter sagrado que en ocasiones parece tener, sirve de disculpa para fomentar tópicos que atentan, entre otras cosas, contra objetivos como el de esta campaña.

Sería interesante que se creara algún tipo de polémica en torno a esta iconografía, serviría, seguro, para que algunas voces pretendieran poner en valor la existencia de hombres que han sabido seguir disfrutando del espectáculo sin que la pasión interfiriera en su vida cotidiana, pero desde una perspectiva objetiva y sincera no se puede negar lo obvio: la imagen de la reunión de amigotes, del desahogo privado y de la formula de la desatención sigue estando muy ligada a sucesos normalizados dentro de unas rutinas que hay que cambiar.

Be Sociable, Share!

Una respuesta al post.

  1. […] Publicación original: enIgualdade […]

Dejar un comentario

Su