En 2009, en el primer dossier sobre la película Máscaras, escribía:

Segun la RAE, mascara es el objeto que representa una cara, que utilizan las personas para cubrirse el rostro y así transformar su aspecto. La máscara es, entonces, el acto de ocultar y transformar nuestra propia representación, o incluso la adopción de una nueva realidad, como en el caso de los luchadores mexicanos que sólo llegan a la fama respetando la ocultación que proporciona dicha máscara. Es, pues, la puerta que da acceso a nuevos universos, pero también puede ser la puerta que los cierra.

Cuando me preguntan por el título de la película es frecuente que se dé por hecho  la relación directa con la simbología teatral, pero no: tenía que ver con la relación que los espectadores mantienen con respecto a quienes llevan las máscaras. O dicho de otro modo: con la necesidad que en ocasiones tenemos de que la realidad mantenga un cierto punto de ficción.

Esta mañana vía twitter llegué a la promo de Las Poderosas: cinco mujeres guatemaltecas, “luchadoras y supervivientes” (en sus palabras) de la violencia, que encontraron en el teatro una herramienta para mirar a la cara a sus miedos y compartir esta batalla con los demás.

Es, de principio a fin, algo hermoso por estética filosóficamente hablando: por esencia, percepción y belleza. Y no me refiero únicamente al vídeo sino a la historia.

Sin embargo algo me sorprendió: incluso habiendo tenido un artículo dedicado en Yorokobu, tan sólo 15.000 visionados. Y esto en un momento en el que cualquier viral absurdo e irrelevante consigue multiplicar por 10 estas cifras en un par de días.

Entender los mecanismos de la Red no es complejo: es imposible. En ocasiones exige armarse de paciencia y entender que hay caminos que requieren de desarrollo lento e imparable, y es por ello que merece mucho la pena estar al tanto de cómo evolucione esta iniciativa apoyada por Cooperación Española, porque en su uso de la ficción arroja la verdad de unas protagonistas que, de un modo u otro, nos cuentan su historia. De momento con giras teatrales, aunque, como apuntan en Yorokobu, esta promo parezca indicar que pueda existir en breve una película.

Be Sociable, Share!

Una respuesta al post.

  1. […] Publicación original: enIgualdade […]

Dejar un comentario

Su