Buen día elige google para recordar a Clara Campoamor. De nuevo la mujer como objeto en el parlamento, como arma arrojadiza, como pantalla para encubrir intereses y prejuicios arcaicos. España es un país viejo, la juventud no tiene espacio.

Ni siquiera tiene sentido el debate, pero mucho menos utilizar la cuestión reproductiva de-bate para golpear a toda la sociedad.

De nuevo la cortedad de intereses y la sinrazon traen a primera línea a “la mujer olvidada” que decía Isaías Lafuente. La película, basada en su libro, es de visionado libre en la Web de TVE. Muy recomendable. Tristemente actual.

Be Sociable, Share!

Experta en análisis estratégico y dinamización de la información. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera… Productora y guionista. Desde 2009 uniendo Cine e Investigación para contar esas nuevas realidades por descubrir como la película Máscaras. En desarrollo dMudanza, componiendo la polifonía de voces de reflexión de la ciudad.

3 respuestas al post.

  1. […] Publicación original: enIgualdade […]

  2. […] Las otras dos (mujeres) a las que se les permitiría ejercer la abogacía por aquel entonces fueron Clara Campoamor, que inició su carrera un mes después, y Matilde Huici, la única casada, que lo hizo en 1926, […]

  3. […] Las otras dos (mujeres) a las que se les permitiría ejercer la abogacía por aquel entonces fueron Clara Campoamor, que inició su carrera un mes después, y Matilde Huici, la única casada, que lo hizo en 1926, […]

Dejar un comentario

Su