Buen día elige google para recordar a Clara Campoamor. De nuevo la mujer como objeto en el parlamento, como arma arrojadiza, como pantalla para encubrir intereses y prejuicios arcaicos. España es un país viejo, la juventud no tiene espacio.

Ni siquiera tiene sentido el debate, pero mucho menos utilizar la cuestión reproductiva de-bate para golpear a toda la sociedad.

De nuevo la cortedad de intereses y la sinrazon traen a primera línea a “la mujer olvidada” que decía Isaías Lafuente. La película, basada en su libro, es de visionado libre en la Web de TVE. Muy recomendable. Tristemente actual.

Be Sociable, Share!

3 respuestas al post.

  1. […] Publicación original: enIgualdade […]

  2. […] Las otras dos (mujeres) a las que se les permitiría ejercer la abogacía por aquel entonces fueron Clara Campoamor, que inició su carrera un mes después, y Matilde Huici, la única casada, que lo hizo en 1926, […]

  3. […] Las otras dos (mujeres) a las que se les permitiría ejercer la abogacía por aquel entonces fueron Clara Campoamor, que inició su carrera un mes después, y Matilde Huici, la única casada, que lo hizo en 1926, […]

Dejar un comentario

Su