Inteligencia…

La inteligencia, como la palabra, es un arma de revolución sutil. Desde que supe de la existencia del test de Bechdel tenía pendiente sondear la opinión del mundillo del cine/audiovisual, aunque esperaba más indiferencia que otra cosa. Al encontrarme con la de Nacho Vigalondo pensé en lo sano que es desempolvar la inteligencia en la mirada y en el análisis.

 

Socia-directora en I.G. Documenntación y productora de Máscaras.

Consultora especializada en el análisis estratégico, diseño y dinamización de proyectos. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera

Be Sociable, Share!

4 respuestas al post.

  1. […] resultó esperanzadora la reflexión de un conocido director sobre su propia obra: “Como director que no pasa el test de Bechdel, creo que 1) No es un ataque […]

  2. […] resultó esperanzadora la reflexión de un conocido director sobre su propia obra: “Como director que no pasa el test de Bechdel, creo que 1) No es un ataque […]

  3. […] resultó esperanzadora la reflexión de un conocido director sobre su propia obra: “Como director que no pasa el test de Bechdel, creo que 1) No es un ataque […]

Dejar un comentario

Su