DustBall, una aspiradora para los espacios públicos

Ya con el robot Roomba comentábamos que tecnología enfocada a lo cotidiano puede ahorrar muchas horas de trabajo no retribuido. En este caso, se trataba de la intendencia en el ámbito de lo privado pero ahora llega el DustBall, una aspiradora para los espacios públicos.

-1

Sin duda esta bonita pieza está dando aún sus primeros pasos pero es una muestra más de que el trabajo mecánico es para las máquinas. El razonamiento simplificado lleva a preguntarse por el empleo de quien se dedicaba a esas tareas (“colectivos” desfavorecidos, eufemísticamente hablando) pero si la tecnología tiene éxito se incrementa la demanda así que sería lógico pensar que también otro tipo de oferta de empleo.

Como apuntaba Bianka hace tiempo la única ventaja competitiva es ser humano: el 40% de los empleos en Estados Unidos podrían ser sustituidos, en mayor o menor medida, por software.

Be Sociable, Share!

Experta en análisis estratégico y dinamización de la información. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera… Productora y guionista. Desde 2009 uniendo Cine e Investigación para contar esas nuevas realidades por descubrir como la película Máscaras. En desarrollo dMudanza, componiendo la polifonía de voces de reflexión de la ciudad.

Dejar un comentario

Su