porque hay a veces que ser intolerante resulta ser una profunda muestra de ética humana

A Barcenas le provocaba el fuir del dinero pero no son los billetes los que tienen que ir a la cárcel… Pero no siempre se razona igual, obviamente la palabra “provocación” es de significado ambiguo y doble rasero, como señala Jorge Moruno en público.es

No todo es igual, ni todas las ilegalidades pueden ser lo mismo, porque el baremo de la ley omite la desigualdad y la legitimidad de partida: no es lo mismo expropiar alimentos en una cadena de supermercados que robar el dinero de la gente para engordar cuentas privadas. No es humanamente lo mismo agredir a las mujeres por el hecho de serlo, que atacar la luna de un banco. Ciertamente no son iguales, desgraciadamente suele ser más criminalizada la segunda que la primera porque vivimos en el mundo al revés. Tarea nuestra es darle la vuelta y poner a cada uno en su lugar.

Lo que menos convence es lo de que haya que tomar como referencia el baremo de la ley, cuando hace tanto que las leyes van por detrás de  la realidad y han quedado encorsetadas en la restrictiva normalidad del privilegio. En todos los ámbitos y en todos los sentidos.

Be Sociable, Share!

Experta en análisis estratégico y dinamización de la información. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera… Productora y guionista. Desde 2009 uniendo Cine e Investigación para contar esas nuevas realidades por descubrir como la película Máscaras. En desarrollo dMudanza, componiendo la polifonía de voces de reflexión de la ciudad.

Una respuesta al post.

  1. […] Publicación original: enIgualdade […]

Dejar un comentario

Su