Cuando todo va mal

Tan sólo con leer el primer párrafo me viene a la cabeza lo fuera de lugar que están algunas medidas, cuando el problema más importante es otro (¿cómo crear empleo?):

En España hay 5,2 millones de parados, de los que 2,3 son mujeres. En cuanto a las que sí tienen un empleo, perciben un salario anual en torno a un 20 por ciento inferior al de los hombres por trabajos iguales o de igual valor. Este segundo dato ha llevado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, a anunciar hoy un Plan Específico para la No Discriminación Salarial.

Si en tiempos boyantes no se “resolvió” la desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿Ahora se va a conseguir con 2,3 millones de paradas?

Pero aquí no queda la cosa, también se fomentarán acciones de asistencia y asesoramiento a mujeres que quieran convertirse en empresarias y se crearán guarderías en los centros de trabajo para que las mujeres no abandonen el trabajo por cargas familiares.

Ahora bien, es para cuestionarse:

         Con el contrato indefinido y el trabajo para toda la vida en desaparición, y con el predominio del trabajo temporal, ¿me va a preocupar a mí si mi compañero cobra más que yo? ¡Si ni siquiera me da tiempo a recordar su nombre!

         ¿Cuál es el porcentaje de mujeres que se quedan en casa por conciliación familiar de las 2,3 millones de paradas? ¿Cuál es el porcentaje de oferta frente a demanda de empleo?

         ¿En qué centros de trabajo se crearan las guarderías? ¿Cuál es la dimensión de estas empresas?

Experta en análisis estratégico y dinamización de la información. Investigadora de nuevas realidades, alérgica a los tópicos, bloguera… Productora y guionista. Desde 2009 uniendo Cine e Investigación para contar esas nuevas realidades por descubrir como la película Máscaras. En desarrollo dMudanza, componiendo la polifonía de voces de reflexión de la ciudad.

Be Sociable, Share!

Comments are closed.