Cuando todo va mal

Tan sólo con leer el primer párrafo me viene a la cabeza lo fuera de lugar que están algunas medidas, cuando el problema más importante es otro (¿cómo crear empleo?):

En España hay 5,2 millones de parados, de los que 2,3 son mujeres. En cuanto a las que sí tienen un empleo, perciben un salario anual en torno a un 20 por ciento inferior al de los hombres por trabajos iguales o de igual valor. Este segundo dato ha llevado a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, a anunciar hoy un Plan Específico para la No Discriminación Salarial.

Si en tiempos boyantes no se “resolvió” la desigualdad salarial entre hombres y mujeres ¿Ahora se va a conseguir con 2,3 millones de paradas?

Pero aquí no queda la cosa, también se fomentarán acciones de asistencia y asesoramiento a mujeres que quieran convertirse en empresarias y se crearán guarderías en los centros de trabajo para que las mujeres no abandonen el trabajo por cargas familiares.

Ahora bien, es para cuestionarse:

         Con el contrato indefinido y el trabajo para toda la vida en desaparición, y con el predominio del trabajo temporal, ¿me va a preocupar a mí si mi compañero cobra más que yo? ¡Si ni siquiera me da tiempo a recordar su nombre!

         ¿Cuál es el porcentaje de mujeres que se quedan en casa por conciliación familiar de las 2,3 millones de paradas? ¿Cuál es el porcentaje de oferta frente a demanda de empleo?

         ¿En qué centros de trabajo se crearan las guarderías? ¿Cuál es la dimensión de estas empresas?

Be Sociable, Share!

Comments are closed.