Objetivos y beneficios

Dejando a un lado los juegos de azar, si premio indica reconocimiento, la divulgación y la comunicación social deberían ser, en principio, su objetivo. Y el punto de partida de nuevos beneficios.

Pero para ello es necesaria la credibilidad de quien otorga ese reconocimiento experto y público. Un estatus de legitimidad que debería abrir puertas a la continuidad del proyecto seleccionado, sea este personal y empresarial. Pero no suele ser así.


Por eso, si el incentivo económico no compensa, la cosa no funciona. La clave es, entonces, es el dinero. Con la zanahoria por delante, lo importante es ganar. Ni se cuestionan los objetivos y las consecuencias.

Aunque la idea de este espacio es destacar la excepción en positivo, hemos de destacar,  una vez más, lo peligroso de las iniciativas «De mujeres, por mujeres, sobre mujeres».

Ir al artículo: Temas cansinos, opinión obligada

Be Sociable, Share!

Comments are closed.