… Cenicientas

Esquinas que ya no pueden serlo, cartel que ponga «salida» aunque sno haya dudas porque sólo hay una puerta, estanterías sujetas a las paredes, cascos reglamentarios… Eso, y mucho más claro, dice el PRL

Bien, hay extremos no comprensibles, pero vale. Lo que me causa risa es imaginarme una escena de inspección de Riesgos Laborales en la que te sancionan porque las sillas no son lo suficientemente ergonómicas y quien se sienta en ella adorne sus pies con las bellezas que nos ofrecen estas fotos.

No es de una escena de cabaret, aunque sí parte del espectáculo. Es decir, las propuestas de reconocidos personajes del mudo del diseño para las mujeres en este otoño 2010.

Si, ya, es la pasarela, no se pone en la calle. ¿Seguro? No hay más que darse una vuelta por el apartado correspondiente de la recién estrenada Web de nuestro gigante textil, que no tiene duda en cuanto a consumo.

Por una parte me pregunto si las modelos tienen medidas y seguros de protección especiales cuando están trabajando. Porque eso es lo que hacen cuando desfilan, ¿no? No sé qué pasaría si aparece una inspección de riesgos laborales en pleno desfile: calzado y ropa imposible, ruido, horarios interminables…

Por otro lado, si alguien, con tan mermada movilidad, se cae en su centro de trabajo, ¿Se considera accidente laboral? ¿Hay atenuantes para la entidad contratante?

La palabrería es mucha pero el concepto es el concepto. Y parece ser que los dioses para este otoño determinan que, aunque no sean de cristal, todas cenicientas.

Aquí algunas perlas… divinas de la muerte.

Publicación original: enPalabras

Be Sociable, Share!

Comments are closed.