¿Coca-cola apuesta por las mujeres?

Llegó vía twitter en forma de pregunta y pensé que era un chiste. Me explico.

La noticia empieza diciendo que «El presidente de The Coca-Cola Company, Muthar Kent, se ha comprometido a formar a cinco millones de mujeres empresarias para el 2020 a través del sistema empresarial internacional de la compañía».

Pero no era el espíritu de Yunus, ni se trataba de visión de futuro, sólo de «su futuro»:

El compromiso se fundamenta en una promesa realizada por Coca-Cola en 2008 en el marco de las Naciones Unidas de ampliar los microcentros de distribución (MDC), una red independiente de empresarios que distribuyen productos de la compañía a los minoristas en África»

No estoy criticando aquí la estrategia de Coca-cola para hacer crecer su red de distribución y sus ventas. Ni quiero opinar tampoco sobre que prefiera seleccionar mujeres si con ello cree ganar eficacia, dicen que mercado manda, ¿no?.

Lo que chirría es que por el medio anden las Naciones Unidas, que se siga manipulando el potencial del microcrédito, el apoyo a las «empresarias» y que se intente colocar como ayuda a África. Lo que de verdad ocurre es que un gigante de los de siempre hace su inversión-apuesta para seguir obteniendo o multiplicando los beneficios.

Y mientras malpensaba sobre lo leído, Andrés me dio la respuesta:

Lección Aprendida: Cualquier idea, por bienintencionada que sea, va a ser adulterada y prostituida si alguien pueden ganar dinero con ella.

Con un pequeño retoque quedó perfecta:

Cualquier idea, por adulterada y prostituida que sea, se puede presentar como bienintencionada.

Lo que se necesitan son personas formadas, iniciativas viables, redes distribuidas, transnacionalidad. Esto de apuesta tiene poco. La banca siempre gana.

Publicación original: enPalabras

Be Sociable, Share!

Comments are closed.