Si tienes un producto, no tienes nada. Si tienes un cliente, tienes una empresa

Brownie Wise (Georgia 1913- Kissimmee, Florida, 1992) fue una legendaria vendedora y empresaria, gran responsable del éxito de Tupperware, donde fue vicepresidenta, a través de la implementación del «plan de venta por demostración» como sistema de comercialización de los productos.


El método empleado por Bwonie Wise para vender mediante demostraciones a domicilio es objeto de estudio en numerosas escuelas de negocio en todo el mundo. Generalmente es conocido como el caso Tupperware.

Brownie Wise era representante de ventas para Stanley Home Products (Stanhome), empresa que dejó para hacerse vendedora de Tupperware. Esta empresa tenía unos excelentes productos y ella empezó a venderlos haciendo demostraciones en casas. En 1950 se mudó aFlorida y creó un sistema de comercialización de redes sociales a través de distribuidores y vendedores que rápidamente hizo sacar los productos Tupperware de la venta en tiendas. Earl Tupper inventor de los productos Tupperware, la nombró vicepresidenta de la compañía. Wise le insistió a Earl Tupper en que la comercialización de sus productos se debía hacer exclusivamente a través de planes de venta por demostración.

Wise dirigió el Departamento Comercial de Tupperware desde unas nuevas oficinas en Kissimmee (Florida) y tuvo la libertad para aplicar sus estrategias de comercialización. Sus métodos fueron un gran éxito. Su habilidad para contactar con la cultura popular, el mito americano del éxito, el deseo de felicidad ayudando a reclutar a miles de mujeres en una carrera en un momento en que el papel de la mujer estaba convencionalmente vinculada a trabajar en el hogar. Sus apariciones en televisión, revistas y artículos de prensa hicieron de ella un nombre familiar. En 1954 se convirtió en la primera mujer que llevó a la portada el Business Week.

Brownie Wise inventó gran parte de la cultura corporativa de Tupperware y, por extensión, parte del plan de las organizaciones de comercialización. Ella creó lenguajes y rituales, especiales para Tupperware, así como motivó a las vendedoras para emitir sus deseos.

Wise fue presentada a los representantes de la empresa como el símbolo de la mujer ideal de los años 1950. Su habilidad en la comercialización y rentabilización del modelo de redes sociales, en el que miles de mujeres se reúnen en casas para comprar Tupperware fue inigualable. Ello sigue siendo estudio por parte de las escuelas de negocio en todo el mundo.

Ella tuvo una gran importancia en la liberación de muchas mujeres a través de ganar su propio sueldo en el contexto de los años posteriores al final de laSegunda Guerra Mundial, lo cual chocó en parte con la cultura pre-feminista de la década de los años 1950.

Su relación con Earl Tupper fue en constante cambio. Pronto el rostro reservado de Earl Tupper, hizo que el público dirigiera su mirada a Wise convertida en una celebridad. Esto, unido a una constante disparidad de criterios, hizo que la relación entre ambos fuera se desestabilizara. Earl Tupper en 1958 despidió de la compañía a Brownie Wise. Poco después de salir de la empresa no quedaba nada de Wise en la literatura de la empresa, que como si nunca hubiera existido. Ella fue exulsada de la empresa y únicamente recibió como compensación 1 año de sueldo.

Brownie Wise intentó formar su propia empresa de cosméticos, Cinderella (Cenicienta, en castellano), pero no tuvo éxito. Tras esto, en gran parte, se perdió de vista.

Murió en relativa oscuridad en 1992. Esta es su historia.

Be Sociable, Share!

Comments are closed.