Para bien y para mal, el sistema ha creado difierencias de facto. ¿Procede discutirlas? Tal vez, pero tengo dudas. No niego la importancia de las causas cuando en ellas pueda estar el hilo conductor a la solución. Es más, reivindico el propio proceso de búsqueda como parte imprescindible de reflexión para soltar lastre y adoptar nuevos puntos de vista. Sin embargo, quizá debido a mi «pragmatismo empresarial» necesito objetivos para avanzar y eso implica valorar el 50% de algo contra el 100% de nada.

No sé si alguna vez he hablado, pero si no es un buen momento, de la teoría de las limitaciones que defiende, como premisa básica, que el «óptimo global» no es la suma de las partes, lo que nos daría el «peso de la cadena», sino que implica localizar y reforzar el «eslabón más débil», o lo que es lo mismo, la «fuerza de la cadena» como indicador y como objetivo.

Y para localizar el eslabón más débil es imprescindible un proceso sistemático de enfoque que nos tiene que llevar a localizar el problema de fondo del cual parten todos los efectos indeseables o síntomas. ¿Fácil verdad? Eso es lo que siempre se dice y lo que progonan todos los sesudos análisis e investigaciones en los que se están invirtiendo (en mi opinión «gastando») ingentes esfuerzos y recursos, humanos y económicos, para seguir en el mismo estado de infoxicación y confusión.

Bien, pués aqui una nueva perla procedente de mi revisión matutina de sábado de boletines diversos pendientes de lectura. Estoy segura que quienes creen actuar sin «ningún género de dudas» no se dan cuenta de que lo que ponen de manifiesto es tener muchas «dudas de género».

La noticia (breve y tan aparentemente inofensiva como mostradora de sesgos)

«Curso de iniciación á informática para galegas en Ferrol»

Y sin profundizar demasiado…

Las «mujeres» seguimos siendo una «masa ambigua» que los «os» no tienen inconveniente en utilizar y se me escapan los criterios de concesión aplicados por los organismos porque resulta que:

  • Lo organiza la «Confederación de empresarios de Ferrol»
  • Va dirigidos a «mujeres con residencia en Galicia» (a eso le llamo yo concretar)
  • Pero eso si: «maiores de idade ou emancipadas e que posúan o título de Graduado Escolar ou equivalente» (van a ir todas corriendo)
  • Resulta que después de tragarnos el masculino como genérico, en este caso, que va dirigido solo a «mujeres», han considerado necesario cuidar el lenguaje diciendo al final: «As persoas interesadas«

Quiero pensar que hay algún error en la transmisión de los datos porque teniendo en cuenta que lo financia un organismo especializado en temas de «igualdade», tal y como está expresado, parece que les ha emocionado el ver que una «confederación de empresarios» quiere hacer algo por las pobrecitas mujeres (total, en Galicia, casi millón y medio).

Publicación original: enPalabras

Be Sociable, Share!

Comments are closed.