¿Divina inspiración?

La noticia es del día 4 de enero… ¡Y yo aún me enteré hoy!. He realizado un intenso rastreo virtual en busca del estudio, o cuando menos del “informe ejecutivo” que respalda tan contundentes afirmaciones, pero nada. Me siento tan desolada que me sumerjo en el nuevo año con dudas existenciales acerca de mis capacidades como profesional de la información.

¿Pero es que nadie se da cuenta de la importancia del hallazgo?

Lo respalda nada menos que la Federación Internacioal de las Asociaciones Médicas Católicas – FIAMC. Es decir, profesionales de la ciencia, gentes de todas partes del mundo que se unen en visión común con el objetivo de hacer un mundo mejor. Y el resto de la humanidad perdiendo el tiempo con absurdas legislaciones y campañas de sensibilización sobre residuos y energías alternativas.

Tanta preocupación por algún que otro bombardeo y campos minados, por hambrunas o malarias anecdóticas, que nos hemos despistado de que el problema no es la capacidad de producción, sino la de reproducción. ¡Menos mal que la Inspiración divina nos vuelve a poner sobre la pista de lo correcto!

Si es que era previsible. Que poca vista la de quienes proponen y alientan estos espacios públicos de cumbres y protocolos internacionales, tan masculinos todavía, que no han reparado en los movimientos de underground en el que las brujas hemos seguido haciendo un trabajo silencioso, lento pero efectivo, con estrategias tan de andar por casa.

Publicación original: enPalabras

Be Sociable, Share!

Una respuesta al post.

  1. […] también sirven para descubrir lo que hay detrás de las máscaras porque dejan al descubierto los sesgos que se esconden en los […]